SALUD MENTAL Y TELETRABAJO: ¿SON COMPATIBLES?

No hay comentarios
salud-mental-y-teletrabajo-leontic-soluciones-de-teletrabajo

Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

Según el Instituto Nacional de Estadística cada español pasa alrededor de 1695 trabajando cada año. En muchas ocasiones estas horas dedicadas al trabajo pueden suponer una fuente de motivación y satisfacción para la persona, pero no siempre es así.

Es cierto que trabajar genera muchos beneficios como sentirse satisfecho con uno mismo, ser más productivo, aprender a gestionar nuestro tiempo o mejorar nuestra calidad de vida, pero, qué pasa cuando todas nuestras horas diarias dedicadas al trabajo se convierten en una fuente de frustración en vez de una fuente de motivación.

Pues bien, cuando nuestro trabajo pasa a convertirse en un lugar desagradable donde reina la monotonía, donde nuestros compañeros lejos de hacer nuestros días fáciles nos llegan a molestar o donde nuestro jefe o jefa nos inunda de trabajo sobrecargándonos, es cuando los problemas de salud mental comienzan a acechar.

Son muchos los problemas de salud mental que puede generar el exceso de trabajo o la falta de motivación. A lo largo de este artículo iremos viendo los más comunes y sus causas más frecuentes.

Burnout

El primero de ellos el ya muy conocido burnout este síndrome, estrechamente relacionado con el estrés laboral se caracteriza por agotamiento físico y psíquico, sentimiento de pérdida de control de la situación y disminución del sentimiento de logro personal entre otros.

Ahora bien, qué puede llevarnos a este extremo. Puesto que el burnout surge a partir de los riesgos psicosociales, algunos que pueden causarlo son una excesiva carga laboral, ausencia de apoyo social, conflicto entre valores propios y de la empresa o falta de satisfacción en el trabajo.

Boreout

En segundo lugar, encontramos el síndrome del boreout. Este síndrome sería la cara opuesta del burnout, ya que lo ocasionaría la falta de trabajo. ‘Bore’ en inglés significa aburrimiento, por lo tanto, este síndrome aparecería cuando sentimos que nuestro tiempo de trabajo y la cantidad de tareas a realizar no son equilibrados y por ello nos aburrimos.

Algunos de los síntomas que caracterizan este síndrome son la baja autoestima, la falta de compromiso con el trabajo o la búsqueda de estrategias para “matar el tiempo”. Aunque parezca poco común, es algo que, según un estudio realizado por el Ministerio de Trabajo, afecta a uno de cada diez trabajadores españoles.

Síndrome del impostor

El último síndrome del que hablaremos en el artículo es el síndrome del impostor. Este es quizá el menos conocido, pero, una vez nos adentremos en él veremos como nos resulta bastante familiar.

Este síndrome se caracteriza por el sentimiento personal de estar engañando a los demás en cuanto a nuestras habilidades y competencias respecto al trabajo. Además, cuando sufrimos este síndrome la ansiedad y el miedo nos recorre de pensar que podemos ser descubiertos.

Al sentirse impostores cualquier logro que consiguen en el trabajo lo atribuyen a causas externas, es decir a aquellas que no pueden controlar como la suerte o la opinión de otros. Lo más curioso de este síndrome es, que, desde el punto de vista externo, estas personas son consideradas en su entorno profesional como muy competentes.

Las personas con este síndrome se pueden reconocer a través de características como introversión de la persona, falta de capacidad para reconocer los logros propios, pero sí los ajenos, miedo ante la evaluación o culpabilidad y miedo ante el éxito.

En conclusión, tenemos que estar muy alerta a los síntomas que producen estos síndromes para poder atajarlos cuanto antes y solucionarlos.

¿Te has sentido identificado con alguno de ellos? Si es así no te preocupes, pues en el próximo artículo hablaremos de cómo vencerlos. Aquí te espero. Si necesitas más información ponte en contacto con nosotros.

¡Hasta Pronto!

Entrada anterior
NUEVA LEY DEL TELETRABAJO: PUNTOS CLAVE
Entrada siguiente
¿QUÉ HACER PARA QUE NO NOS PASE FACTURA EL TELETRABAJO?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanJapaneseKoreanPortugueseRussianSpanish